Vilaflor posee un encanto único, en parte por su privilegiada situación, enclavado en la parte más alta de la Isla y rodeado de pinares, a un paso del Parque Nacional del Teide.

Comenzamos la excursión con un transfer hasta La Camella, desde donde podemos calentar rodando unos kilómetros en llano hasta llegar al pueblo de Valle San Lorenzo, lugar en el que haremos nuestra primera parada en el mirador de La Centinela. Desde este mirador tenemos la posibilidad de sacar fotos a las espectaculares vistas del sur de la isla.

Pasamos por San Miguel hasta llegar a Granadilla de Abona donde haremos nuestra última parada antes de afrontar el puerto del día. Con 14 kms de ascenso continuo y una pendiente media del 6-7%, es con diferencia la subida más bonita de las existentes por la cara sur de la isla, tanto por el paisaje que nos vamos a encontrar como por las vistas de la costa sur.

Una vez en Vilaflor ya solo nos queda descender unos 30 kms hasta Playa de las Américas disfrutando de las vistas.


La ruta incluye:

  • Guía experto
  • Barrita o gel energético
  • Agua o bebida isotónica
  • Recogida en hotel
  • Traslado a punto de salida