29 Agosto
2022

Salidas en bici cortas o largas ¿qué es mejor?

CICLISMO ENTRENAMIENTO

Si te gusta hacer rutas en bici y dar el máximo en cada salida, estamos seguros de que en más de una ocasión te has preguntado: ¿es mejor hacer más salidas cortas o hacer menos rutas, pero de mayor duración?

Desde Bike Experience Tenerife no queremos que te quedes con la duda. Por eso, a continuación, analizamos las ventajas de cada opción. 

¿Salidas cortas más frecuentes, o largas y menos veces?

Decidir si dedicar más tiempo en cada salida o si hacerlo de manera más frecuente es un asunto que trae de cabeza a muchos ciclistas. 

No existe una respuesta universal que valga para todos. Por eso, el principal motivo de que una opción sea mejor que otra será tu propia rutina: el tiempo disponible, los horarios de trabajo, tu estilo de vida, la familia…

A continuación, te desgranamos las bondades de cada opción, para que te resulte más fácil elegir. 

 

Ventajas de salidas largas

 

Las salidas largas tienen muchas ventajas, pero las más importantes son:

➡️​ Abarcas más distancia

Al poderle dedicar más tiempo, puedes planificar rutas de una distancia que de otra manera no podrías. Podrás entrenar de una manera que en jornadas cortas nunca podrías como, por ejemplo, con tramos de tres cifras de kilómetros. 

➡️​ Aprendes a gestionar tu esfuerzo

Las rutas largas te obligan a dosificar tus energías. Esto te ayudará a conocerte mucho mejor, a medir bien tus fuerzas en cada tramo y, en definitiva, a ser mejor ciclista.

➡️​ Planificas mucho mejor

No puedes salir a una ruta larga sin algo de planificación. Debes llevar comida y bebida, saber dónde pararás para reponer fuerzas… 

➡️​ Aumenta tu resistencia

Las rutas largas te ayudan a mejorar tu resistencia física y mental. No es lo mismo pedalear durante dos horas, que hacerlo durante seis. Sin duda, las salidas largas requieren de mayor aguante. 

➡️​ Mejora tu resiliencia

En tramos largos aprendes a adaptarte a cualquier tipo de situación adversa (averías, roturas, pájaras…) Enfrentarte a esto hará que saques lo mejor de ti como ciclista.

➡️​ Disfrutas más

Como no tienes que estar tan pendiente de la hora, de la cadencia del pedaleo o de la respiración, puedes disfrutar mucho más del entorno. Esto es posible porque, al ser una ruta larga, prima más llevar un ritmo relajado para aguantar toda la jornada que marcar un tiempo. 

 

Ventajas de salidas cortas y frecuentes

 

Las salidas cortas y frecuentes también cuentan con buenas ventajas:

➡️​ Creas el hábito 

Al salir de manera frecuente es más fácil crear una rutina de entrenamiento. 

➡️​ Facilidad para entrenar

Las jornadas recurrentes también facilitan seguir un plan de entrenamiento bien estructurado en el que combinar resistencia, fuerza, cadencia, equilibrio y explosividad.

➡️​ Es más fácil tener tiempo

Al tratarse de escapadas más cortas, es mucho más sencillo encontrar el hueco en la agenda para disfrutar con la bici. Por norma general, con una hora o hora y media será suficiente.

➡️​ Te permite improvisar

Debido a que no necesitas una gran planificación, puedes improvisar el plan de salir con la bici. Si te encuentras con un par de horas muertas, puedes simplemente coger la bici y salir. 

 

Como hemos visto, argumentos para escoger una u otra opción hay de sobra. La decisión final dependerá de las necesidades y la disponibilidad de cada uno. Recuerda que también puedes combinar ambas opciones y sacar lo mejor de ti en ambas versiones.

 

218 visitas