02 Enero
2023

Transmisión monoplato: ventajas y desventajas

CICLISMO

En el mundo de las bicicletas la tendencia hacia el monoplato es evidente. Pero, ¿es mejor?

Entre las últimas tendencias dentro del mundo de las bicis se ha destacado una que a los que llevamos tiempo disfrutando de este deporte nos desconcierta un poco. No es otra que la implementación de una transmisión de un único plato. 

¿Es realmente una buena idea montar una transmisión monoplato en una bici? ¿Qué ventajas y desventajas presenta esta opción? En este artículo lo analizamos para que puedas tomar la mejor decisión. 

Ventajas del monoplato

Desde el lanzamiento del primer grupo monoplato SRAM XX1 en el 2012, cada vez se han vuelto más frecuentes, llegando a ser una opción muy solicitada en nuestra tienda de bicicletas profesionales. Veamos cuáles son las ventajas que hacen a muchos decantarse por esta opción. 

1. Sistema más simple

Al utilizar un solo plato se eliminan por completo todos los problemas acarreados por el desviador. Además, al solo ser necesario un pulsador de cambio, el cuadro queda mucho más limpio y libre.

2. Menos peso

Eliminar el desviador, el pulsador de cambio, la funda, el cable de uno u dos platos, así como que haya un plato único, hace que el peso final de la bici se vea reducido en unos cuantos gramos.

3. Más retención de la cadena

Gracias al diseño especial de los dientes del monoplato, existe una mejor retención de la cadena que en los sistemas tradicionales. 

4. Sin duplicados en las relaciones

Cuando se disponen de varios platos, es frecuente que existan combinaciones de desarrollos duplicados. Con un sistema de transmisión monoplato las relaciones de desarrollo son únicas.

Desventajas del sistema monoplato

Como todo en la vida, la transmisión monoplato también tiene serios inconvenientes que hacen que la decisión no sea tan simple. Estos son los principales inconvenientes de una transmisión monoplato:

1. Mayor inversión inicial

Cambiar a los grupos monoplato originales Shimano y SRAM no es un gasto que todos los ciclistas estén dispuestos a hacer para probar un monoplato. Por lo tanto, el coste es un factor a tener en cuenta.

2. Más exigencia física

Al solo contar con un plato, el tamaño de este determinará nuestra capacidad de escalada y la cadencia de pedaleo necesaria. Esto puede provocar un desgaste muscular superior.

3. Menor desarrollo

Aunque un monoplato no tiene relaciones duplicadas, también es cierto que no cuenta con muchas otras combinaciones que se obtienen con dos y tres platos. Por eso, un monoplato requiere de un periodo de prueba / error en el que encuentres el tamaño del plato adecuado para tu capacidad física y el entorno en el que ruedas.

Entonces, ¿merece la pena la transmisión monoplato?

Llegados a este punto es probable que no tengas claro si realmente merece la pena o no montar una transmisión monoplato. La realidad es que el sistema monoplato no es apto para todos los ciclistas

Y es que, en función del tipo de ciclista que seas y del desempeño que busques en tu bici, puede que los desarrollos que aportan las transmisiones monoplato se te queden cortos o que sea exactamente lo que necesitas.

Una manera en la que puedes saber si te merece la pena, o no, es preguntándote:

  • ¿Cuántas veces cambio de plato mientras ruedo?
  • ¿Cambio frecuentemente de velocidad para mantener mi cadencia en el punto idóneo?
  • ¿Es habitual que pedalee con la cadena cruzada?

Si las respuestas son nunca o casi nunca, es muy probable que una transmisión monoplato sea una buena alternativa en tu caso.

156 visitas